Publicidad
Publicidad - Servicio de Farmacias de Guardia en España
La Policía detiene a una pareja que vendía un medicamento abortivo en Internet

MADRID.- Agentes de la Policía Nacional en una operación conjunta con los Mossos d’Esquadra han detenido en Madrid a una pareja que vendía en Internet un medicamento abortivo que puede producir graves efectos secundarios.

El fármaco llamado Cytotec, con principio activo de Misoprostol, se utiliza bajo prescripción médica como protector estomacal, según informa la Policía en un comunicado.

El Grupo de Consumo y Medio Ambiente de la Comisaría General de Policía Judicial localizó a un individuo residente en Madrid, que realizaba la venta del producto. Paralelamente, los Mossos d’Esquadra habían iniciado otra investigación en torno a la venta del mismo fármaco a través de Internet, por lo que se constituyó un equipo conjunto de investigación compuesto por agentes de ambos cuerpos policiales, para la localización de las personas que ofertaban el producto.

Los detenidos, ambos domiciliados en Madrid, son Michal L., nacido en Jastrzebie Zdroj (Polonia), de 23 años; y Priscila Mery L.B., nacida en Lima (Perú), también de 23 años.

La mujer peruana era la encargada de realizar los envíos de las pastillas a través de Correos y de rellenar los albaranes de envío. Utilizaba el nombre de 'Karina Diaz', con la finalidad de ocultar su verdadera identidad. Está reclamada por un juzgado de Leganés por hurto.

Practicado un registro en el domicilio que utilizaba en Madrid el ciudadano polaco se intervinieron 32 pastillas, al parecer, de Cytotec, así como dos botes de plástico, uno de ellos con la etiqueta de Cytotec, y el otro sin etiquetar, cuatro teléfonos móviles, y la documentación empleada por los presuntos autores para la realización de los envíos del medicamento.

Se encontraron, asimismo, varios justificantes de envío que coinciden con los publicados a través de Internet para aportar mayor veracidad a sus envíos.

Un fármaco poco usado por sus riesgos

El misoprostol, principio activo de Cytotec, se utiliza bajo prescripción médica para la prevención y el tratamiento de las úlceras gástricas y duodenales y como protector estomacal. Asimismo, también se puede utilizar en ocasiones para la inducción del parto. A pesar de que está registrado en España, los médicos no lo emplean habitualmente, debido a sus efectos secundarios, entre los que se encuentran la diarrea, dolores de cabeza, dolor de estómago, gases, y vómitos.

La principal advertencia sobre Cytotec, que se toma fundamentalmente por vía oral pero también puede administrarse por vía intravaginal, es que puede provocar abortos espontáneos, ya que aumenta las contracciones uterinas, por lo que está contraindicado en las mujeres embarazadas. Sin embargo, muchas mujeres lo usan como abortivo, sobre todo las latinoamericanas, según alertaban los expertos hace unos meses.

Los principales riesgos que corren las mujeres embarazadas que lo toman son las hemorragias vaginales y la posibilidad de que se rompa el útero. También existe el riesgo de que el aborto no ocurra y que el bebé nazca con malformaciones.