Publicidad
Publicidad - Acceda a nuestra Parafarmacia


Tratamiento volver

Imprimir Enviar a un amigo

Los objetivos que se pretenden con el tratamiento de las personas con ERGE son tres:

1) La desaparición de los síntomas.
2) La Prevención de las complicaciones.
3) Mantener la remisión, evitando las recaídas.

Como el origen de la ERGE es multifactorial, para alcanzar los objetivos en el tratamiento podemos actuar sobre varios mecanismos; por un lado, sobre los trastornos de la motilidad esofágica y la hipotonía del esfínter esofágico inferior, y, por otro lado, sobre la secreción ácida.

El tratamiento debe ser siempre individualizado y según la respuesta que vayamos obteniendo.

A. Medidas Generales

Son de primera elección, ya que en algunos casos, cambios en el estilo de vida, y entre los que se encuentran: cambios posturales y dietéticos, evitar hábitos nocivos (tabaco y alcohol), las situaciones de mayor presión abdominal, o incluso algunos fármacos, pero sobre los cuales no existen todavía estudios controlados que evalúen su eficacia, como son:

Medida Recomendada

Efecto Buscado

Elevar la cabecera de la cama Evitar el efecto negativo de la gravedad.
Decúbito lateral izquierdo Mantener la válvula de His.
Evitar el decúbito postprandial Evitar el efecto negativo de la gravedad en período de distensión gástrica.
Evitar ropas ajustadas Evitar un aumento de la presión abdominal.
Comidas poco grasas y ricas en proteínas Mejorar el tono del EEI.
Evitar comidas copiosas Evitar la distensión gástrica.
Abstenerse de alcohol y tabaco Mejorar el tono del EEI.
Evitar el estrés Disminuir la percepción visceral.
Evitar ejercicio físico extremo Evitar alteraciones motoras esofágicas asociadas al ejercicio físico.
Suspender ciertos fármacos
Evitar su efecto sobre el tono del EEI, o sobre la mucosa.

Entre las medidas posturales son dos las más importantes: elevar la cabecera de la cama 15-20 cm, mediante unos tacos de madera (es una medida útil en aquellos pacientes que tienen reflujo en decúbito).Y esperar al menos dos horas antes de acostarse tras la ingesta.

Medidas dietéticas: los alimentos y las bebidas pueden favorecer el reflujo debido a que aumentan la secreción ácida del estómago, pueden Irritar directamente el esófago, relajar el esfínter esofágico inferior y producir una alteración del vaciamiento gástrico. Se recomiendan:

- Evitar comidas copiosas que favorecen la distensión gástrica y y las relajaciones transitorias del esfínter.

- Restringir de la dieta los alimentos que favorecen el reflujo: cítricos, chocolate, bebidas con gas y alimentos muy fríos ó muy calientes.

-Aumentar los alimentos ricos en proteínas e hidratos de carbono que mejoran el tono del esfínter.

* El tabaco y el alcohol actúan desfavorablemente en la relajación y el vaciamiento gástrico. Están totalmente desaconsejados antes de irse a dormir.

* El café aumenta la secreción ácida y produce una irritación directa de la mucosa.

Estas personas deben corregir aquellos factores que aumentan la presión intraabdominal como son el sobrepeso, y evitar las ropas ajustadas.

Los trastornos de ansiedad y depresión son mayores en estas personas comparados con la población general, y está comprobado que los ejercicios de relajación mejoran la clínica, por lo que es recomendable reducir o eliminar el grado de estrés.

Estas personas deben evitar, en la medida de lo posible, algunos fármacos que favorecen la ERGE tanto por lesión directa de la mucosa como por descenso de la presión del EEI, como son:

Lesionan directamente
la mucosa
Disminuyen la presión
del EEI


AINEs (Aspirina, Ibuprofeno,...).
Tetraciclinas.
Hierro.
Alendronatos.


Nitratos.
Teofilinas.
Anticolinérgicos.
Antagonistas del calcio.
Benzodiazepinas.
Progesterona.
Alfabloqueantes.


B. Tratamiento Farmacológico


El objetivo de este tratamiento, que SIEMPRE debe ser instaurado por su especialista o médico de familia, es conseguir mantener el pH intragástrico por encima de 4 en aquellos momentos en los que el reflujo es más frecuente, para lo cual hay una serie fármacos con diferentes mecanismos de acción, y que en función de la idiosincracia del paciente, el médico elegirá cual es el más adecuado, y son:

Antiácidos

* Hidróxidos de Aluminio y de Magnesio

Procinéticos

* Metoclopramida
* Domperidona
* Cinitaprida
* Cisaprida (de uso hospitalario)

Inhibidores H2

* Cimetidina
* Ranitidina
* Famotidina
* Nizatidina

Inhibidores de la Bomba de Protones

* Omeprazol
* Lansoprazol
* Pantoprazol
* Esomeprazol (NUEVO)

Otros

* Sucralfato

C. Tratamiento de Mantenimiento

Está indicado en los siguientes casos:

· Recidiva precoz al retirar la medicación.
· Recidivas frecuentes.
· Complicaciones que requieran un tratamiento intenso.
· Alteración severa de la función esofágica (esclerodermia, cardiomio-tomía por aclasia).
· Riesgo quirúrgico.

Es recomendable un tratamiento diario a dosis plenas. En caso de esofagitis leve-moderada debe hacerse con Antagonistas H2, estando indicado en las formas severas el Omeprazol.

B. Tratamiento Quirúrgico

Está indicado cuando fracasa el tratamiento farmacológico o ante ciertas complicaciones. Sólo en un 5-10% de los casos requieren cirugía, siendo la técnica más empleada la funduplicatura, que consiste en reforzar la función del cardias, arropando la parte superior del estómago alrededor de la porción inferior del esófago.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda