Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


SRP - Triple Vírica I volver

Imprimir Enviar a un amigo

Estas enfermedades son producidas por virus que se transmiten con facilidad de unas personas a otras a través de las secreciones respiratorias. En ausencia de vacunación todas las personas las sufrirían, generalmente en la edad infantil. Aunque en muchos casos son procesos benignos, en otras ocasiones producen graves complicaciones e incluso la muerte.

¿Qué es el Sarampión?

El sarampión es una enfermedad que se caracteriza por fiebre elevada, erupción cutánea, conjuntivitis y bronquitis.

Es especialmente grave en menores de 18 meses y en adultos.

Con frecuencia se acompaña de complicaciones en forma de otitis y neumonías.

En uno de cada mil niños causa una grave inflamación del cerebro (encefalitis).

Actualmente se producen en el mundo un millón de muertes al año por sarampión y en España entre los años 1980 y 1994 se produjeron 130 fallecimientos debidos a esta enfermedad.

Es de virus vivos atenuados y se recomienda para todos los niños que no tengan contraindicación para ello.

Cuando se administra a un niño de 15 o más meses su eficacia supera el 95%.

Con sólo una dosis proporciona inmunidad de larga duración y probablemente permanente en aquellos que responden.
Datos recientes sugieren que la transmisión del sarampión puede ocurrir entre un 2-5% de vacunados que no seroconvierten tras la dosis inicial, por esta razón, desde 1989 en USA se recomienda una pauta de dos dosis.

La primera se debe administrar a los 12-15 meses, mejor a los 12 si se trata de zonas que suponen un riesgo elevado como aquellas en las que hay muchos niños sin vacunar, o aquellas en las que o ha habido una epidemia recientemente entre preescolares o hay una transmisión persistente entre este grupo de edad.

Hoy día es más probable alcanzar altas tasas de seroconversión a los 12 meses que antes debido a que los niveles de anticuerpos de las madres suelen ser actualmente más bajos ya que generalmente provienen de la vacunación y no de la infección natural como antes era frecuente.

La segunda dosis se puede administrar o bien al entrar en el colegio (4-6 años) o bien al entrar en la secundaria (12 años). La ventaja de la 1ª opción es que es más fácil de implementar junto con las demás vacunas. Su mayor desventaja es que se producen más brotes en la secundaria y la dosis a los 12 años ayudaría mejor a su control.

Ambas dosis se pueden administrar en la forma SRP. Al entrar al colegio todos los niños deben de estar vacunados, de lo contrario cabe vacunarlos (con 2 dosis separadas por 1 mes si es necesario) o bien constatar la existencia de protección mediante serología o mediante la constatación con certeza de un diagnóstico previo de sarampión.

La misma actitud se recomienda para el personal sanitario que atiende a pacientes de alto riesgo o a grandes áreas.

Reacciones Adversas

Las reacciones desfavorables asociadas con esta vacuna incluyen fiebre de 39.4º o más en 5-15% de los vacunados y rash transitorio en el 5%.

La fiebre y el rash generalmente aparecen 7-13 días después de la vacunación y duran 1-2 días.

Debido a que causa fiebre cuando se administra a niños de 12-15 meses de edad, la vacuna se puede asociar con convulsiones febriles. Los niños con historia previa de convulsiones en ellos mismos o en su familia inmediata tienen un mayor riesgo de ataques.
La anafilaxis y la púrpura trombocitopénica también parecen ser causadas raramente por la vacuna SRP.

La encefalitis se ha visto con una frecuencia de aproximadamente 1 en 1 millón de vacunados, si bien no se ha establecido el papel causal de la vacuna.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda