Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


La Astenia en la Adolescencia volver

Imprimir Enviar a un amigo

Con la llegada de la Adolescencia los jóvenes adquieren la autocrítica y el autodominio, terminandose de adquirir la personalidad al alcanzar los 20-21 años. Esta es una época de la vida llena de cambios rápidos tanto físicos como emocionales, los cuales necesitan de una nutrición equilibrada y satisfactoria.

De todos es sabido que los adolescentes están llenos de energía y vitalidad, por lo que las astenias deben tenerse seriamente en cuenta, sobre todo si son planteadas por el propio adolescente, pues pueden reflejar problemas de tipo conflictivo con sus padres, aunque por norma general, los factores desencadenantes suelen ser muy variados y complejos, como pueden ser físicas, intelectuales, afectivas o una combinación de las mismas, y siendo además todas de gran transcendencia para el futuro del adolescente.

Toda esta acumulación de actividades por tanto crea un cansancio, pasando el joven de estar en plena actividad a un estado de apatía sin causa justificante, por lo que es muy complicado averiguar y clasificar de forma clara y precisa las Astenias en la Adolescencia.

Los niños y adolescentes no están libres del peligro de padecer Astenia, sobre todo las de causa fisiológica, las primaverales, de tal forma que en esta época, muchos de ellos pueden estar cansados, somnolientos y con falta de apetito, luego las psicológicas y por últimos las debidas a circunstancias particulares o especiales de cada uno, siendo las orgánicas, las menos frecuentes en la Adolescencia.

A todo esto, hay que añadirle la proximidad del fin de curso, los exámenes y el calor, combinación que puede hacer de los más pequeños unos seres apáticos, malhumorados y desganados. Por ello, es muy importante que se fije y vigile de cerca su comportamiento. Muchos no saben expresar correctamente lo que les pasa e incluso hasta ellos mismos pueden sentirse confundidos, lo cual puede alargar la astenia.

Como padre debe saber que en estos casos sus mejores aliados son el practicar deporte habitualmente y un sueño reparador acompañado de una cena energética pero ligera y batidos de frutas naturales.

Fecha última Inserción/Actualización: 30/04/2017

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda