Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Farmacocinética volver

Imprimir Enviar a un amigo

El conocimiento de las características farmacológicas específicas de los fármacos antibacterianos permite la determinación de dosis y vías de administración para un eventual tratamiento. Esto es sobre todo muy habitual a nivel hospitalario, y sobre todo con pacientes con problemas renales y hepáticos, ya que son las principales vías de metabolismo y eliminación de los fármacos del organismo.

Son las siguientes:

1. Absorción

Depende de las propiedades de cada fármaco y de la vía por la que se administra:

La Vía Oral
Con la vía oral nunca se consigue una absorción total de la dosis, y la rapidez de distribución orgánica varía considerablemente de una sustancia a otra.

La Vía Intramuscular y Subcutánea
Con estas se permiten mantener buenos niveles de absorción.

El grado de eficacia de dicha absorción se denomina biodisponibilidad.

2. Concentración Orgánica

Una vez en el organismo, el antibiótico se une en parte a proteínas plasmáticas (albúmina sérica en su mayor parte), mientras que la otra porción permanece libre.

Esta última es la que se difunde a los tejidos y la que presenta, en consecuencia, una acción antimicrobiana.

Los niveles de concentración orgánica de la substancia (máxima y mínima) se mantienen en equilibrio cuando las dosis se repiten a intervalos regulares (tomas).

3. Metabolismo y Eliminación

Los porcentajes de metabolismo (semivida biológica) varían de un antimicrobiano a otro.

Algunos se eliminan prácticamente inalterados. Otros lo hacen en forma de metabolitos.

Normalmente se excretan por vía renal, aunque unos pocos se eliminan mediante la bilis y las heces.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda