Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


Cara y Cuerpo volver

Imprimir Enviar a un amigo

La Cara


Las futuras madres tienen a menudo un brillo especial en la cara y muy particular, tez fresca, ojos luminosos. Esto proviene en parte del régimen y del modo de vida aconsejado durante el embarazo: ocho horas de sueño, caminatas diarias, régimen alimenticio muy sano, vitaminas, poco tabaco, nada de alcohol. Es exactamente lo que se aconseja en general a una mujer que desea tener una hermosa cara.

A menudo,sin embargo, alrededor del cuarto o el sexto mes aparecen pequeñas manchas pardas sobre la cara, que a veces son bastante numerosas como para formar una especie de máscara, es la máscara del embarazo.

En general, después del nacimiento del hijo, las manchas desaparecen. Pero no siempre ocurre así. En consecuencia, es necesario hacer todo lo posible para evitar la máscara del embarazo. Para ello hay una sola precaución, pero ésta es indispensable: no exponer su cara al sol pues la máscara del embarazo sólo se desarrolla por las modificaciones hormonales que se producen por la influencia del sol.

En consecuencia, tanto en invierno como en verano, solo exponga su rostro al sol cubierto con una buena crema protectora.

Por lo demás, el cuidado de su cara debe de ser más o menos como siempre, limpiar su rostro muy a menudo con una leche limpiadora, aplicar un tónico y una hidratante, como vera los cuidados no son diferentes de antes de quedarse embarazada.

La Piel

En la mayoría de los casos, la piel tiene tendencia a resecarse en el transcurso del embarazo. Para que permanezca flexible y elástica, se debe simplemente hidratar la piel con una buena crema.

Pueden formarse también estrías sobres las mamas, vientre y muslos. Existen también una amplia gamas de productos para evitar y suavizar estas estrias.

Algunas veces la máscara del embarazo, también puede aparecer por otras zonas del cuerpo, en el abdomen en forma de línea central, que se extiende desde el ombligo hasta la región pubiana. Desaparecerá de manera progresiva, pero a veces muy lentamente después del parto. Debe evitarse el sol, también señalar que algunas cicatrices, o bien se pigmentan o bien se vuelven gruesas, rojizas y más o menos sensibles, estas modificaciones desaparecerán después del parto.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda