Publicidad
Publicidad - Servicio de Farmacias de Guardia en España


Los Alimentos I volver

Imprimir Enviar a un amigo

¿Qué se debe comer?


La respuesta es fácil: sólo se requiere que usted se nutra correctamente, lo cual, por otra parte, debería hacer todos los días para mantener una buena salud; pero ahora que espera un hijo es aún más importante.

Si comer por dos No es verdad desde el punto de vista de la cantidad, si lo es con respecto a la calidad. En otras palabras, comer por dos no es comer dos veces más, es comer dos veces mejor.

¿Pero que significa alimentarse bien?

Tener una alimentación equilibrada, que abarque regularmente los principales alimentos, pues cada uno aporta al organismo las diversas sustancias de las que se tiene necesidad.

Las carnes, los pescados y los huevos proporcionan las proteínas. La leche, los productos lácteos y los quesos aportan esencialmente el calcio, tan necesario para los huesos. La mantequilla y el aceite proporcionan los lípidos; la patata y los alimentos féculos suministran los glúcidos (o azucares); las vitaminas se encuentran principalmente el las frutas, las verduras y los cereales; el hierro y el fósforo (que son sustancias minerales) se hallan en las verduras, legumbres etc.

Nuestro organismo tiene tanta necesidad de proteínas como de lípidos, de glúcidos, de vitaminas y de sales minerales. En consecuencia, sólo una alimentación que comprenda todas las categorias de alimentos puede cubrir esas necesidades.

Una alimentación que sólo abarque, por ejemplo, carnes y harinas estaría desprovista de vitaminas, de sales minerales y de lípidos. Es lo que se denomina una alimentación desequilibrada. Ahora bien, si un régimen desequilibrado es malo para para un organismo ya hecho, para un ser en plena formación es grave.

A continuación te indicamos unos consejos para que sigas una alimentación variada, sana, rica y ligera.

Energía

Las necesidades energéticas del organismo de la mujer sólo aumentan en un 10% durante el embarazo por lo que la ingestión diaria de alimentos no ha de sobrepasar las 2.500 kcal para una actividad media.

En general, es conveniente evitar una ganancia de peso demasiado rápida en el transcurso de los primeros 6 meses procurando no aumentar más de 5.5 Kg durante este mismo período de tiempo.

Proteínas

Las proteínas son nutrientes con una función esencialmente plástica, imprescindibles para la formación del feto y para permitir el crecimiento de estructuras maternas como el útero. La ingestión de alimentos ricos en proteínas debe aumentar principalmente en los 3 últimos meses del embarazo, de forma que una restricción en este período puede repercutir en el crecimiento fetal.

El cuerpo de la mujer embarazada necesita entre 70 y 90 gramos de proteínas diarias, las cuales se encuentran preferentemente en la carne, los huevos hervidos, los pescados blancos, la leche desnatada, el queso, el yogur...

Las proteínas proveen el material de construcción del organismo; son las que construyen y renuevan todos los tejidos del cuerpo; en consecuencia, usted tiene particularmente necesidad de ellas. Durante el embarazo es necesario consumir alrededor de un 25% más de alimentos que proporcionan proteínas, es decir, todos los productos de origen animal (carne, huevos, leche y queso), así como también las vegetales (cereales, leguminosas). La carne se considera la más nutritiva, la más rica en proteínas, pero es un error, con el mismo peso, el pescado proporciona tantas proteínas como la carne.

La leche es una de las fuentes de proteínas más ventajosas. También hay proteínas en las legumbres, las nueces, avellanas y cacahuetes, el pan y los cereales. Esas proteínas de origen vegetal no tienen el mismo valor biológico que las proteínas de origen animal, puesto que no proporcionan al organismo todos los constituyentes de los que tiene necesidad y, en consecuencia, no pueden reemplazar a las proteínas de origen animal. Esta es la razón por la cual un régimen vegetariano está contraindicado durante el embarazo: las proteínas de primera calidad, aportadas por la carne, los huevos, el queso y el pescado, son indispensables para el crecimiento. El cuerpo de la mujer embarazada necesita entre 70 y 90 gramos de proteínas diarias.

Fecha última Inserción/Actualización: 30/04/2017

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda